viernes, 22 de octubre de 2010

Baja operatoría con créditos hipotecarios en Argentina

En los últimos meses, varios bancos salieron a otorgar nuevos préstamos para conquistar a la clase media. Sin embargo, las altas tasas de interés, sumado a los ingresos que deben demostrar los interesados, y los plazos que muchas veces no son tan largos como los anunciados, hacen que se conviertan en una oportunidad para unos pocos.

En este contexto, la consultora abeceb.com realizó un análisis de la situación que se vive en la Argentina en comparación con dos países vecinos, Chile y Uruguay, que sí lograron marcar una tendencia positiva.

Diferencias

La importancia que registra el mercado de préstamos hipotecarios en un país, se mide en términos de cuánto representa el monto total otorgado en relación a su PBI.

Según este indicador, Chile sería el país con mayor profundidad financiera en la región ya que los créditos para la vivienda representan, actualmente, más del 7% del PBI. Argentina, en contraposición, continúa rezagada en niveles que no superan el 1% del PBI.

Brasil se encontraba en niveles similares a los de Argentina hasta 2008, cuando el nivel de préstamos para vivienda no superaba el 2% del PBI.

Sin embargo, en los últimos tiempos, logró apartarse del estancamiento para expandir su mercado financiero, llevándolo a niveles superiores al 3% del PBI. La estabilidad del valor de la moneda y la baja del riesgo país propiciaron la financiación de la adquisición de viviendas por parte de los sectores altos y medios de la población.

Fallas argentinas

Según Abeceb.com, las razones principales del bajo desarrollo del mercado de largo plazo en Argentina, obedecen a la alta inflación y el cortoplacismo de los depósitos.

“Es muy difícil que una institución financiera privada acepte otorgar fondos a plazos mayores a 10 años en pesos cuando la inflación erosiona el valor de la moneda a través del tiempo y los ahorristas optan por colocar sus fondos en plazos fijos menores al año. Lo que presta el banco se desvaloriza con el correr de los años y la tasa que podría eventualmente cubrir el riesgo de devaluación se muestra prohibitiva para el demandante de crédito”, comentaron desde la consultora económica.

La caída en el número de operaciones realizadas con crédito comenzó tras la devaluación de 2001 y las líneas hipotecarias resultan inalcanzables para la clase media.

Esto no logró revertirse aún con los fondos que aportó la Anses, los cuales se convirtieron en créditos con a través del Banco Hipotecario, pero que sólo se otorgó la primera etapa (no se dispusieron los fondos para 2010 y 2011).

Por otro lado, algunos bancos públicos e instituciones privadas abrieron a tasa fija en pesos que resultan atractivos para la clase media en términos de costos aunque los requisitos dejan afuera a la mayoría de los asalariados. Se exigen ingresos familiares que no se condicen con la realidad del mercado laboral y de esa forma se limita el acceso.

“Revertir la tendencia parece difícil en tanto la inflación se acelera y no se evidencia estabilidad de largo plazo en el valor de la moneda. Los bancos se encuentran focalizados en la financiación de créditos de corto plazo, vinculados al consumo”, explican en abeceb.com.

En este escenario, el sueño de la casa propia, símbolo de status y tranquilidad económica para la sociedad argentina, se coloca lejos de los asalariados que cuentan hoy con mayores facilidades para adquirir electrodomésticos que inmuebles.

Fuente: Iprofesional.com

1 comentario:

Norberto. dijo...

Ademas hay que agregar los impuestos a los sellos en el caso de la provincia de santa fe que junto con los honorarios de los escribanos; representa un 10 % mas a desembolsar por parte del solicitante del credito.
Un ejemplo viene bien: en una asistencia de 280.000 pesos; 28.000 pesos se lo llevan el escribano (que no esta mal) y el estado provincial; quien deberia de fomentar el acceso a la vivienda unica; y no a vivienda a estrenar como es ahora.

nofarias@yahoo.com

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu opinión! Por favor procura que tus comentarios estén dentro del tema, que no sean(spam), ilegales u ofensivos, de otro modo, no serán publicados.
Este Blog ni su autor se hace responsable directo de los comentarios expresados por el público.