miércoles, 15 de diciembre de 2010

Servicios de Tasación: Como realizar una tasación correcta

Siguiendo lo escrito por calificada doctrina en la materia, podemos mencionar que: “La tasación de bienes (muebles, inmuebles o semovientes) constituye una especialidad, puesto que fijar el precio a una cosa involucra indiscutiblemente tres aspectos: jurídico, económico y técnico; aspectos que son concurrentes y determinan el punto de partida en la labor del profesional”.

De esta manera, se puede decir que valorar el aspecto jurídico de un bien es tomar como punto de vista la situación particular que tiene el propietario del bien con respecto a la cosa en sí misma. En efecto, innumerables problemas pueden darse en este aspecto, puesto que muchas veces aquellas personas que requieren una tasación de un inmueble con motivos de su futura transmisión, resultan ser meros poseedores del mismo, careciendo de lo que en derecho se expresa como “título perfecto” y que es el que casualmente exige nuestra normativa vigente para realizar una transferencia de un bien inmueble conforme a derecho.

Por otra parte, también puede darse el caso de que uno o varios sucesores de una persona fallecida soliciten la tasación de un bien inmueble parte del acervo hereditario para su venta, sin tomar previamente los recaudos de haber realizado la correspondiente declaratoria de herederos ante juez competente, estando en consecuencia inhabilitados legalmente para efectuar la mentada transferencia de una manera eficaz.

Estas posibles situaciones afectan de manera inmediata el precio del inmueble, ya que inciden directamente sobre aquellas personas que quieren transferir y es en consecuencia un hecho ante el cual el tasador no debe hacer caso omiso, debiendo considerarlo acabadamente en la tasación a realizar.

También es necesario dentro de este punto de vista observar el objeto en cuanto a si el mismo cumplimenta las exigencias legales que lo regulan en su existencia. En efecto, puede acontecer muchas veces que el inmueble que se pretende tasar no se condiga con las especificaciones edilicias que se exigen para la zona en que se encuentra. Por otra parte, también se puede dar el caso de que en el mismo inmueble se alce una construcción sin planos debidamente confeccionados o sin el correcto visado exigido por las ordenanzas municipales vigentes a la fecha de su construcción. Estas situaciones traen aparejadas, entre otros gastos, el de la multa por saneamiento del plano defectuoso por ante la autoridad administrativa.

A su vez y siguiendo con el análisis del objeto a tasar, debe observarse el parcelario; en él consta entre otros datos la superficie y ubicación exactas del inmueble dentro de una manzana determinada y es fundamental su examen exhaustivo al momento de tasar una propiedad, toda vez que se pueden dar situaciones en que la realidad difiera sensiblemente de lo asentado en el mismo.

En que el inmueble se encuentre cubriendo espacio de otro lote vecino, o a la inversa, que otro lote esté invadiendo terreno perteneciente al inmueble que se pretende tasar. De esta manera coincidimos con Marcela Agustina Ibáñez y Antonio Topalian cuando expresan que: “El desempeño de la función seria y responsable, no es sólo visitar el inmueble a tasar en el domicilio de ubicación que se sitúa, ya que esa situación no nos garantiza que realmente ése sea el bien objeto de la tasación; por ello se debe recordar que el mismo se identifica con el dominio, donde consta su propietario y se ubica el parcelario, que representa la designación oficial. Con ambos elementos se debe hacer el relevamiento para la correcta ubicación”.

Dentro del denominado “aspecto económico” es necesario efectuar un acabado estudio de las condiciones de mercado en las que se encuentra situada la comercialización del bien en cuestión. En este aspecto en particular juega un papel altamente preponderante la economía del país, la provincia, la ciudad y hasta la zona geográfica en que se encuentre situado el bien.

Por otra parte, son altamente importantes las diversas modificaciones del valor de la moneda y las variaciones en el nivel adquisitivo de la misma, todos estos elementos afectan de manera directa en el valor del bien a tasar.

Por último, nos encontramos en el aspecto técnico, éste es aquel que proveerá orden metodológico a toda la información que será recabada por el tasador para lograr de esta manera arribar a un valor determinado.

De esta manera, el tasador deberá enfrentarse ante la tarea que lo espera basándose en una minuciosa labor profesional, la cual deberá tener como piedra fundamental el criterio pero deberá a su vez valerse de la técnica como elemento fundamental para lograr una correcta determinación del precio de una cosa.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Simplemente felicitaciones por el asesoramiento y servicio profesional que brindan a la comunidad. Éxitos!!!
Marcela Agustina Ibañez

Info Inmobiliario dijo...

Gracias marcela, cualquier consultas no contactas.
saludos

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu opinión! Por favor procura que tus comentarios estén dentro del tema, que no sean(spam), ilegales u ofensivos, de otro modo, no serán publicados.
Este Blog ni su autor se hace responsable directo de los comentarios expresados por el público.