jueves, 6 de enero de 2011

Gestión Inmobiliaria introducción

La actividad inmobiliaria protagoniza un marcado auge, proveniente del impulso de la industria de la construcción. Pero quienes tienen experiencia en el negocio inmobiliario saben que la venta de inmuebles no depende de la propiedad que uno tenga para ofrecer; mucho menos de las unidades nuevas.

La venta de inmuebles es una venta compleja porque los negocios con bienes raíces no consisten en proponer un producto a un mercado, sino en acercar al comprador y al vendedor. Favorecer ese encuentro. La actividad inmobiliaria, entonces, logrará capitalizar para el futuro este auspicioso momento si consigue ofrecer un servicio de venta que capte la gran complejidad que la venta inmobiliaria supone.

Gestionar una empresa inmobiliaria implica tener en cuenta y organizar todos estos aspectos que la realidad del mercado inmobiliario presenta. Se espera que, de este modo, el negocio inmobiliario pueda transformarse en industria.

Desde los aspectos más prácticos que hacen a un desempeño profesional, deben tenerse en cuenta la gestión y planificación, marketing, venta, publicidad y promoción. En cuanto a todo lo que se vincula con el saber específico propio del quehacer inmobiliario, se deben analizar los aspectos legales y técnicos fundamentales vinculados con el conocimiento de las leyes que regulan la actividad profesional, los métodos de tasación, y el manejo del Código de Planeamiento Urbano.

En cuanto al gerenciamiento de la empresa inmobiliaria, en una apretada síntesis deben abordarse las tareas fundamentales de los profesionales exitosos: la organización empresarial y el desarrollo de emprendimientos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu opinión! Por favor procura que tus comentarios estén dentro del tema, que no sean(spam), ilegales u ofensivos, de otro modo, no serán publicados.
Este Blog ni su autor se hace responsable directo de los comentarios expresados por el público.