lunes, 13 de junio de 2011

Aumento del precio de los departamentos en Buenos Aires

Creció en los últimos seis años a un ritmo promedio anual de 16,5% en dólares, alcanzando los u$s2.000 por metro cuadrado en los principales barrios. El stock de créditos hipotecarios alcanza sólo el 1,5% del PBI, según un informe de Ecolatina


El trabajo indicó que el precio de las viviendas en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires registró un nuevo récord y el promedio del metro cuadrado de los departamentos a estrenar en los principales barrios ya cotiza por encima de los 2.000 dólares.

"En los últimos seis años el precio de los inmuebles ha crecido a un ritmo promedio anual de 16,5 por ciento en dólares, por encima del nivel general de la inflación -medida también en divisa norteamericana (+12,8 por ciento)", precisó.
Así, evaluó que a diferencia de otras economías del mundo, el impacto directo de la crisis de las hipotecas sub-prime sobre los precios de las viviendas en Argentina "fue muy acotado".
Según analizó, el "boom" en el sector inmobiliario de los últimos años estuvo motorizado exclusivamente por recursos propios ya que "el financiamiento hipotecario en la Argentina es prácticamente nulo".
"En términos del PBI, el crédito a la vivienda se ubica en 1,5 por ciento, menos de la mitad del promedio de los ´90 (4 por ciento del PBI)", puntualizó.
A su criterio, la suba de las cotizaciones de las propiedades en Argentina, responde: "al boom de ingresos agropecuarios, a la falta de alternativas de inversión, y a que los argentinos con ahorros perciben a estos bienes como un refugio de valor atractivo".
"El poco dinamismo de la oferta también juega un rol clave en el boom de las cotizaciones", planteó.
El informe especificó que la superficie de edificación autorizada en 42 municipios (Capital Federal y distritos de la provincia de Buenos Aires) alcanzó un pico en 2006, se mantuvo en niveles elevados hasta 2008, y cayó fuerte en los últimos dos años.
En este sentido, remarcó que "el retroceso es muy marcado en Capital Federal donde la superficie autorizada cae ininterrumpidamente desde 2007".
"La falta de terrenos disponibles, su elevado costo y las restricciones a la edificación limitan la construcción de nuevas viviendas. Por ende, la pujante demanda se traslada a precios", razonó.
Para Ecolatina, el boom de precios de los inmuebles fue beneficioso para aquellos que colocaron sus ahorros en propiedades y diversos sectores conexos como la actividad inmobiliaria, la construcción y sus proveedores.
"Sin embargo, la fuerte suba en dólares perjudicó el acceso a la vivienda de los trabajadores. El poder adquisitivo de un sueldo formal en términos del precio del M2 en Capital Federal cayó notablemente en la última década", subrayó.
Asimismo, sostuvo que el deterioro de la relación ingreso/valor de la propiedad es "uno de los condicionantes del acceso al crédito hipotecario".
"El boom de precios tiene un lado negativo, pues dificulta el acceso a la vivienda propia de un segmento de los asalariados.
Este fenómeno se enmarca en el déficit habitacional que, por diversas causas, aún persiste en la Argentina", concluyó.

Fuente: infobae.com

Leve retroceso de las operaciones inmobiliarias en Abril 2011

El relevamiento mensual del Colegio de Escribanos de la Ciudad acusó una declinación de 1,4% en comparación con un año antes. En valor sumaron $1.862 millones, con un alza de 15,1% y un importe promedio equivalente a u$s96.430, al tipo de cambio medio del mes. Pobre desempeño del crédito hipotecario

El informe de los notarios dio cuenta de que "los valores promedio por operación representaron sendos incrementos en comparación con un año atrás de 16,7% en pesos y 11,3% en el equivalente en dólares.

La frialdad que adquirió el mercado es relativizada por la baja estacionalidad que caracteriza al primer cuatrimestre del año. Sin embargo, no oculta que en abril se quebró por segundo mes consecutivo un ciclo expansivo de 15 meses ininterrumpidos de reactivación de la actividad, tras 14 meses previos con variaciones negativas en la comparación interanual.

En el cotejo con marzo también se verificó un leve retroceso de 3%, aunque corregido por estacionalidad las escrituras experimentaron una caída de 19,3 por ciento.

No obstante, aclara el Colegio de Escribanos de la Ciudad que "la modesta declinación de la actividad en abril no parece haber respondido a algún cambio en las condiciones del mercado, dado que no se evidenciaron acontecimientos macro y microeconómicos explicativos".

Cambia la estructura del mercado

Asi como en el caso de los automotores, la demanda tiende a concentrarse en proporciones crecientes en las unidades de menor cilindrada y valor, en el de los inmuebles también se asiste a un fenómeno similar.

En comparación con marzo de 2011, la apertura de los actos en cinco segmentos, por rango de montos, reveló que los dos menores, que abarcan a las transacciones por hasta $250.000, es decir con un máximo de poco más de u$s60.000, volvió a ampliar su participación, en este caso en dos puntos porcentuales, casi calcando el comportamiento que surgió desde febrero último, y ascendió a 49,7% del total.

"Ese giro explica que el valor promedio de las transacciones celebradas, tanto en pesos como en su equivalente en dólares, se mantuviera entre los menores del último semestre", advierte el informe del Colegio de Escribanos de la Ciudad.

Un factor que habría contribuido a ese desempeño el rezago que mantiene el crecimiento del crédito hipotecario, con alza de apenas 17,6%, según los datos del Banco Central, en comparación con la dinámica al 58% que mantienen las líneas para compra de autos y más de 40% los préstamos personales.

En el primer cuatrimestre de 2011 se concretaron 17.247 actos escriturales, por un monto global de $7.149 millones. En el primer caso se trató del nivel más alto desde 2008, mientras que en el segundo marcó un récord histórico en términos nominales en pesos.

Fuente: infobae.com